31 de diciembre de 2012

Casablanca

Espero nunca ser tan cobarde como Ilsa Laslo ni tan gallarda como Rick Blaine, que mi amor egoísta valga más que las distancias, y que estás últimas nunca crezcan. Porque sacrificarse por amor para mí no significa amar más, porque amar lo que perdimos no es menos cobarde que amar lo que nunca tuvimos.
Porque de todos los garitos de todas las ciudades del mundo, él entra en el mío y me enfrenta cara a cara con mi destino, con mi deseo, con aquello que quiero y nunca podré tener. Pídeme cualquier deseo, poco te puedo ofrecer.
¿Quienes eres realmente? ¿Y quien eras antes? ¿Acaso importa? ¿Es una cuestión de no hacer preguntas o solo no hacer aquellas que no tienen respuesta? ¿Importa quien era cuando dejo de serlo por el solo hecho de estar contigo?
Y él la espera con su gabardina en un París lluvioso, al borde de una vía de tren que lo llevará lejos, pero no tan lejos como ella lo apartó.
Ella ilusa le pregunta: ¿Pero que pasará con nosotros? Siempre tendremos París. Siempre tendremos algún recuerdo imborrable que habla más que mil palabras, que significa mil imágenes.
Que no haya más despedidas que no soy Ilsa Laslo ni tu Rick Blaine, ni yo soy tan idiota, no te dejaría ir.

4 comentarios:

  1. Angélica1/1/13 17:12

    Hola Agus, soy Angélica. Primera vez que paso por tu blog y me gustaron mucho tus impresiones, sobre todo la última línea. Totalmente de acuerdo!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro recibirte por este espacio! La última línea no es mía, es una adaptación de una frase de Ismael Serrano, del tema Amo tanto la vida :)

    ResponderEliminar
  3. "Porque sacrificarse por amor para mí no significa amar más, porque amar lo que perdimos no es menos cobarde que amar lo que nunca tuvimos." que bonita frase, estoy de acuerdo. Sí, a veces hay que sacrificarse por amor pero en general hay que luchar con uñas y dientes para conservarlo.
    Yo tampoco dejaría ir a alguien, a menos que sea totalmente necesario jeje
    Buen post Agus!! besos. Hilda

    ResponderEliminar
  4. siempre tendremos parís, hay que ternura, mientras te leía en mi mente estaban esas imágenes únicas de la peli, gracias por invitarnos y compartir tus reflexiones

    ResponderEliminar