6 de agosto de 2013

The time goes by

Pasa que nada pasa, que la vida trasciende más allá de nuestras propias fronteras. Pasa que no llegamos a oler a dos pasos de nuestra nariz, y menos que menos ver más allá.
Pasa que lo que no pasó no va a volver a pasar, que aquello que dejamos pasar es un paso atrás en nuestro andar.
Pasen y vean, la vida está cruzando frente a nosotros, pasen y vean, nos toca entrada gratis por la eternidad. Primera fila, nunca mejor ubicados, el show comienza, o ya comenzó, quien sabe, el programa no marca la grilla.
Sucede más que pasa, aunque lo que no sucede es lo que más nos inquieta. Serán cosas que suceden detrás del telón, debajo de las butacas
Sucede que no sucede nada, que de golpe la tierra dejó de girar y nos olvidamos de respirar. Que todas las cosas en movimiento decidieron dejar de moverse y se quedaron suspendidas en la estática de lo no sucedido.
Pasa todo y nada a la vez.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu manera de escribir.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Christian, creo que es el mejor halago que puedo recibir :)

    ResponderEliminar